¿Es obligatorio llevar la etiqueta de la DGT en el coche?

Las etiquetas de la DGT están aquí y han llegado para quedarse. Tras una campaña promocional en la que la Dirección General de Tráfico mandó de manera gratuita las pegatinas, ahora hay que pagar por ellas, pero ¿es obligatorio llevarlas en el coche? La respuesta rápida es no… por el momento. Pero no adelantemos acontecimientos. A día de hoy no es obligatorio llevar en un lugar visible la etiqueta de la DGT que corresponda, pero es bastante recomendable, sobre todo si se vive en una de las dos grandes urbes del país, Madrid o Barcelona. Y es que, en ambas ciudades, en los casos de contaminación alta, solo podrán circular por el centro de las mismas los vehículos que tengan la etiqueta correspondiente, siendo multados en ese caso tanto los coches que no la luzcan como aquellos que tengan una que no les habilite para ello en función del nivel de contaminación. En Barcelona la multa está estipulada en 100 euros.

Sin embargo, esa es la situación actual, aunque será muy distinta de aquí a unos meses, al menos en Madrid. Se ha aprobado una nueva ordenanza municipal de movilidad que entrará en vigor dentro de seis meses y que, entre otras cosas, hace que sea obligatorio llevar la etiqueta en un lugar visible cuando se circula dentro del ámbito municipal, ya que en caso contrario el conductor recibirá una multa.

La cuantía de la misma todavía no se ha definido, pero como mínimo supondrá la misma que una infracción leve, que supone 90 euros que se quedan en 45 con pronto pago.

Las etiquetas medioambientales disponibles son 4:

  • 0 emisiones (azul): vehículos eléctricos de batería, vehículo eléctrico de autonomía extendida, vehículo híbrido enchufable con al menos 40 kilómetros de autonomía y vehículos de pila de combustible.
  • ECO (verde/azul): híbridos enchufables con menos de 40 km de autonomía, híbridos convencionales y vehículos propulsados por gas (GNC, GNL y GLP).
  • C (verde): gasolina matriculados posteriores a 2006 y diésel de después de 2014.
  • B (amarillo): gasolina matriculados desde enero de 2000 y diésel desde de 2006.

¿Cómo solicitar la pegatina de la DGT?

Aunque en su día la pegatina de la DGT la mandaba correos, a día de hoy hay que solicitarla por cuenta propia. Para ello hay que ir a una oficina de correos con el permiso de circulación y el DNI, además de pagar 5 euros para adquirirla. De esta manera te darán al que se ajuste a tu coche, por mucho que sueñes con la pegatina de cero emisiones, que es la que te da total libertad en cualquier situación, solo podrás acceder a ella si tu vehículo cumple los requisitos arriba comentados.

Volver al listado